Archivos de la categoría ‘Cultura Digital’

En México, la incorporación del pensamiento computacional en educación básica, se concibió como una estrategia y se denominó @prende 2.0.

El lema usado por la Secretaría de Educación Pública, fue: “No se trata de aprender a programar, sino de programar para aprender. Es decir, aprender a pensar“.

Como pueden ver en la reseña presentada por el Estado mexicano, ésta se inició en un grupo de escuelas piloto y se desarrolla en 6 componentes: – Desarrollo Profesional Docente en TIC (a través de 2 modalidades de gestión, una descentralizada y la otra incluida en la plataforma @prende 2.0); – un repositorio de Recursos Educativos Digitales que estarán disponibles en la plataforma y que serán seleccionados, validados y clasificados por la Secretaría de Educación Pública; – iniciativas estratégicas que compartan programas y proyectos enfocados en el desarrollo de habilidades digitales y el pensamiento computacional y el fomento de la inclusión tecnológica y social de grupos vulnerables; – los imprescindibles equipamiento y conectividad; y mi componente favorito, – evaluación y monitoreo en tiempo real, para contar con indicadores de resultados e impacto de esra estrategia.

Señala la reseña, que la estrategia incorpora aprendizajes de experiencias internacionales consideradas por la Secretaría de Educación Pública, como las mejores, pero también retoma “las buenas prácticas de los programas previamente implementados por el Gobierno”

En este enlace, puedes ver la reseña que uso como fuente de esta nota.

Pero también, te dejo para que curiosees, el enlace a la Plataforma @prende 2.0 

Y para información adicional, puedes visitar: aprendemx

Y la cuenta de Twitter @aprende_mx 

Ah, un detalle adicional: en el canal de YouTube de CuantriX, que es un proveedor de recursos de @prende 2.0, encontré este sencillo video que trata de responder ¿Por qué aprender a programar?

¿Qué te parece?

Anuncios

Como comentaba en mi primer post del VII Encuentro Internacional Educared 2012-2013, revisando los materiales del blog, descubrí algunas cosas que se me quedaron en el tintero.

La primera: Cultura Digital

Hace poco más de un año, tuve la oportunidad de escuchar a Dolors Reig, Juan Freire y Mario Tascón en la Mesa Cultura Digital, moderada por Tiscar Lara en el VI Encuentro Internacional Educared 2011, organizado por la Fundación Telefónica.

Fue una mesa muy interesante, llena de ideas tentadoras, algunas que apenas se asomaron, varias que quedaron reverberando.

“Pasar de consumidores a productores” como un potencial y una demanda a la vez, de la lógica de relación con el conocimiento que debe imperar en una sociedad permeada por la cultura digital, es una de esas ideas tentadoras.

La “diversidad” como elemento esencial a la naturaleza del ser humano y de las sociedades, que se resalta y se potencia en esa lógica que permite la cultura digital, es otra de esas ideas que nos invita a la reflexión. De hecho, en la mesa se planteó la diversidad, por una parte, como una cualidad y por la otra, como una potencialidad. Cualidad necesariamente mediada por una actitud que se precisó como “ausencia de prejuicios” y que es la que permite a las personas “unirse en proyectos sin importar las ideologías“. Una visión muy romántica del potencial de la cultura digital para repensar y replantear las relaciones en el mundo, en un mundo, obviamente, “más parecido a internet“, desde la óptica de los expositores.

La “diversidad” como potencialidad, estaba referida a la posibilidad de “organizarse en comunidades y redes” y potenciar la inteligencia distribuida en la red. Potencialidad a la que apostamos a la hora de mejorar la calidad de la educación a partir de la construcción de comunidades de aprendizaje.

Una tercera idea tentadora fue la inmersión. Sí, la mejor forma de comprender y desarrollar competencias asociadas a esta cultura digital, es la inmersión. En palabras de uno de los ponentes de la mesa “hay que hacer una labor de inmersión y conocerla desde dentro“, sin miedo y de forma crítica, pero desde dentro. Esta idea que parece trivial, no lo es para mucha gente que se para en la acera de enfrente cuando se encuentra con algo que no conoce.

Esta idea, está muy relacionada con otra de esas ideas tentadoras planteadas en la mesa: “La tecnología está en beta permanente y tú tienes que estar también en beta permanente“. Una idea construida con una imagen de transitoriedad que nos invita a entender que la vida, como la tecnología, está en un proceso de transformación permanente; nosotros, como manifestación de vida, también lo estamos, tenemos atributos estables en nuestra configuración de personalidad, en las competencias que desarrollamos, en el conocimiento que construimos, pero se trata de configuraciones que están en beta, que son transitorias porque estamos trabajando permanentemente para mejorarlas, para cambiarlas, para transformarlas, seamos conscientes o no de ello. Claro, cuanto más conscientes estemos, mejor el proceso.

Cierro estas notas tardías, con tres videos que tomé a una de las ponentes de la mesa, Dolors Reig, que fue la que más me impactó por la sencillez y profundidad de sus planteamientos. (El contexto o la pregunta a partir de la que Dolors inició la reflexión en cada video, está en la descripción que, de cada uno, coloqué en youtube)

Cultura digital

(…)

Nuevas formas de socializar

(…)

Me hace mejor persona